miércoles, 1 de marzo de 2017

Dimitri Mitrópoulos


Dimitri Mitrópoulos nació en Atenas, Gracia, el 1 de marzo de 1896 y murió en Milán, Italia, el 2 de noviembre de 1960. Pianista, compositor y director de orquesta.

Musicalmente precoz, estudió en los conservatorios de Atenas, Bruselas y en Berlín con Ferruccio Busoni. Fue preparador vocal y asistente de Erich Kleiber en la Staatsoper Unter den Linden. Compuso la ópera Sor Beatriz en 1919 que fue llevada a escena en Atenas.

En 1930 interpretó y dirigió, a la Orquesta Filarmónica de Berlín, en el Tercer Concierto para Piano y Orquesta de Sergey Prokofiev, y fue uno de los primeros en cumplir ambas funciones en la era moderna.

En 1936 debutó en Estados Unidos con la Orquesta Sinfónica de Boston, de la que fue el director principal entre 1937 y 1949. También condujo a la Orquesta Sinfónica de Mineápolis. En 1946 se naturalizó ciudadano estadounidense.

En 1949 comenzó una fructífera relación con la Orquesta Filarmónica de Nueva York y accedió al puesto de director en 1951. Atrajo nuevos públicos, encargó obras y fue un difusor de la obra de Gustav Mahler. En 1957 fue sucedido por su protegido Leonard Bernstein.


Entre 1954 y 1960 fue el director principal del Metropolitan Opera House de Nueva York. Debutó con Salomé de Richard Strauss con Christel Goltz, al año siguiente dirigió a Marian Anderson en su famosa actuación como Ulrica en Un ballo in maschera de Giuseppe Verdi, en 1958 dirigió el estreno mundial de la ópera Vanessa de Samuel Barber y en esa temporada condujo Tosca de Guiacomo Puccini con Renata Tebaldi, Zinka Milanov y Maria Callas. Dirigió a George London en Borís Godunov de Modest Músorgski, a Leonard Warren en Simon Boccanegra , a Leonie Rysanek en Macbeth, ambas de Giuseppe Verdi.

También condujo en el Teatro Alla Scala de Milán y en el Festival de Salzburgo, donde dirigió un célebre Don Giovanni de Wolfganag Amadeus Mozart y Elektra de Richard Strauss.

Estrenó el concierto de piano de Ernst Krenek y su labor pionera en la difusión de la Segunda Escuela de Viena. Poseía memoria fotográfica lo que le permitía dirigir sin partitura, no usaba batuta sino gestos grandilocuentes. 

Después de su fallecimiento y en su honor se estableció el Concurso Dmitri Mitropoulos para directores de orquesta.


A continuación, recordamos a Dimitri Mitropoulos, con su interpretación de la Sinfonía Nº 1 en Re Mayor de Gustav Mahler, al frente de la Orquesta Filarmónica de Nueva York, en un registro logrado en el Carnegie Hall, el 9 de enero de 1960.


No hay comentarios.: