martes, 17 de abril de 2018

Anja Silja


Anja Silja Regina Langwagen, más conocida como Anja Silja nació en Berlín, Alemania, el 17 de abril de 1940. Soprano.

Se inició a temprana edad tomando clases con su abuelo, Egon Friedrich Maria Anders van Rijn, a los 16 años debutó como soprano de coloratura como Rosina en El barbero de Sevilla, de Gioacchino Rossini; Micaela en Carmen, de Georges Bizet; y Zerbinetta de Ariadna en Naxos, de Richard Strauss.

En 1959, bajo la batuta de Karl Böhm, interpretó el papel de la Reina de la Noche, en La flauta mágica de Wolfgang Amadeus Mozart, en Viena y Aix-en-Provence, con muy buenas críticas de la prensa. 


Posteriormente interpretó una sucesión de roles que resultaron perjudiciales para su voz, como los cuatro personajes de Los cuentos de Hoffmann, de Jacques Offenbach; Fiordiligi en Cosi fan tutte, de Wolfgang Amadeus Mozart; Leonora en Il trovatore, de Giuseppe Verdi; Santuzza en Cavalleria Rusticana, de Pietro Mascagni, y otros que la ayudaron a pasar de soprano coloratura a soprano dramática.

En 1960 debutó con mucho éxito en el Festival de Bayreuth como Senta de El holandés errante, de Richard Wagner. Allí trabó relación con Wieland Wagner, el nieto del compositor de la tetralogía, cuyas puestas en escena revitalizaron el festival en la postguerra, donde cantó el papel de Elsa de Lohengrin, Venus y Elisabeth en Tannhäuser, Freia en El oro del Rhin, el pájaro del bosque en Sigfrido, y Eva en Los maestros cantores de Núremberg, todas de Richard Wagner.


Participó en otras producciones de Wieland Wagner fuera de Bayreuth como Brunilda en La valquiria, como Isolda en Tristán e Isolda, ambas de Richard Wagner; Salomé, de Richard Strauss; Aída, de Giuseppe Verdi; Lulú, de Alban Berg; Fidelio, de Ludwig van Beethoven; el rol de Sieglinde y otros importantes papeles de la literatura lírica.

A partir de 1966 dejó Bayreuth y debutó en las grandes salas de ópera internacionales, abordando nuevos papeles como Ariadna, en Ariadna en Naxos, de Richard Strauss; los roles de Tosca, Liú, en Turandot, y Minnie, en La Fanciula del West, de Giacomo Puccini; los personajes de Violetta Valery, en La traviata, y Lady Macbeth, en Macbeth, de Giuseppe Verdi; Medea, de Luigi Cherubini; Carmen, de Georges Bizet; la Reina de Saba, de de Károly Goldmark; y Tatyana, en Yevgueni Oneguin, de Piotr Ilich Tchaikovski.


Conforme al cambio de su registro, se especializó en personajes de carácter como mezzosoprano, y del repertorio contemporáneo donde encontró un lugar único como actriz cantante en roles protagónicos o secundarios.

Se Destacó como Emilia Marty, en El caso Makropulos, de Leoš Janáček; Kostelnička en Jenůfa de Leoš Janáček; la Mujer en Erwartung, de Arnold Schöenberg; Judith en El castillo de Barba Azul, de Bela Bartok, la priora en Diálogos de Carmelitas, de Francis Poulenc; Grete en Die ferne Klang, de Franz Schreker; Fricka en La Valquiria, y Ortrud en Lohengrin, de Richard Wagner; Klytemnestra en Elektra, y Herodías en Salomé, de Richard Strauss; Jocasta en Edipo rey, de Igor Stravinsky; y como notable intérprete de Kurt Weill, como Jenny en Ascenso y caída de la ciudad Mahagonny y como Ana, en Los siete pecados capitales.

A los 68 años, en plena actividad, incorporó a su repertorio el papel de la condesa en La dama de picas, de Tchaicovsky; y la bruja de Hansel y Gretel. Anja Silja es ampliamente reconocida como una de las máximas actrices cantantes de su generación y del repertorio contemporáneo, de una versatilidad asombrosa, voz de timbre lírico, gran volumen e impactante presencia escénica.


A continuación, celebramos el cumpleaños de Anja Silja, con su interpretación del aria de Senta, de la ópera El holandes errante, de Richard Wagner.



No hay comentarios.: